Violencia Infanto Juvenil

El titulo no solo es por mi preocupación de la violencia en este estrato de la población si no porque sencillamente separar el comportamiento criminal de “niños y adultos”, es falso e impráctico por una sencilla razón. El origen de la criminalidad es en la primera infancia.
A través de la historia han existido intentos por explicarla por ejemplo teorías psicobiologicas donde la herencia es la principal responsable, o formas físicas correlacionadas con la edad hasta las teorías sociologicas y del aprendizaje para explicarlas.
No hay duda que al revisar las diferentes teorías criminológicas hoy en día se sabe que hay factores caracterológicos para la conducta violenta que son heredados y que el aprendizaje por modelaje, condicionamiento refuerzan e inducen la conducta criminal.
En conclusión el criminal “ni nace ni se hace”, pero hay una serie de hechos individuales y sociales que nos pueden ayudar a entender este tema:
La prevalencia de la delincuencia en hogares rotos es del 10-15%

La correlación entre hogares rotos y delincuencia es fuerte con malas conductas en los jóvenes y muy débil para las conductas violentas más serias

No hay correlación entre delincuencia y mayor probabilidad en hombres o mujeres.

No hay evidencia que correlacione criminalidad con razas, hogares divorciados, a que edad esto suceda o padrastros

Al terminar la infancia versus ciertos rasgos de la personalidad es un determinante importante pero insuficiente por sí mismo para determinar un delito

El condicionamiento ambiental-familiar suaviza la caracterología como rasgo heredado

No hay duda la violencia en niños y jóvenes es una epidemia que hay que tomar en serio y es la prevención y no la represión la clave pero con esto no debe entenderse que la represión no es importante para proteger a la sociedad y corregir y o paliar la conducta criminal.
Este tema no es de ideologías, de “izquierdas o derechas, de ricos contra pobre” u otras torpezas que se dicen por allí existen en todo el mundo y no diferencia etiquetas sociales.
En otra oportunidad les comentare más de este fascinante tema. Hablaremos de medidas concretas de “que hacer”

 

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.