Pilares de apoyo a familiares de pacientes diagnosticados con un trastorno mental.

La familia, el refugio donde podemos sentirnos seguros, estas palabras revisten de gran importancia para aquellas personas que conviven con situaciones atípicas de salud mental (esquizofrenia, depresión, etc.), la familia se convierte en uno de los pilares importantes dentro del proceso de tratamiento.

Esta función tan importante de la familia en la vida del paciente nos alerta de la importancia de que el entorno familiar debe de ser tomado muy en cuenta al momento de una terapia integral.

La atención a familiares resulta imprescindible dentro de una doble vertiente básica:

  • La familia constituye el principal recurso de atención, cuidado, soporte social y apoyo para el paciente.
  • La aparición de una situación depresiva, esquizofrenia, trastorno bipolar, etc., en un miembro de la familia es un suceso altamente estresante que afecta a todo el entorno familiar derivando en ocasiones en trastornos de ansiedad, síntomas depresivos, trastornos del sueño, problemas alimenticios o irritabilidad.

Si a lo expuesto añadimos la desinformación que en ocasiones presentan los familiares sobre el diagnóstico, los síntomas específicos y el tratamiento, concluimos que el apoyo de los profesionales a la familia resulta fundamental para responder a sus necesidades.

Los dos pilares que no deben faltar en el entorno familiar de un paciente son: Información y Apoyo.

Información

Un grupo familiar que este informado sobre las características, evolución y precauciones relacionadas a la condición del miembro de su familia con un padecimiento puede afrontar de mejor forma las situaciones que se le puedan presentar, además reducirá los efectos del estrés que se puedan presentar.

Se debe tomar en cuenta que, la información, no es solamente un factor que ayudara a reducir el estrés familiar sino que además permitirá un mejor apoyo al paciente en sus momentos difíciles.

Apoyo

Una de las herramientas de mayor valor que podrán encontrar los parientes de personas con algún tipo de padecimiento es la búsqueda de apoyo ya sea de forma personal con el terapeuta o en grupos de apoyo, esto les permite conocer casos similares, compartir experiencias y relacionarse con personas en situaciones similares a las que se encuentran, además de servir como un espacio de confianza para el desahogo.

Un diagnostico de un trastorno de salud mental puede ser manejado de mejor forma en familia si se ve con madurez, paciencia y sobre todo el amor de familia que servirá de refugio para propiciar una mejor y mas saludable adaptación del paciente a su entorno.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.